Las ofertas de empleos de las grandes compañías de la tecnología siempre dan pistas de lo que se podría venir y justamente esto es lo que ocurre con Microsoft y la posible aparición de una nueva versión de Windows Phone para fines de año.

Sí, porque con el fin de meterse más de lleno en la lucha por el tercer puesto de las plataformas móviles y darle verdadera pelea a Android e iOS, los de Redmond ya estían planeando esta presentación para el verano norteamericano y con el lanzamiento de dos nuevos teléfonos gama alta, versión que tendría mucho que ver con Blue.

Ahora, mientras tanto, desde Microsoft también indicaron que antes de esta gran actualización, lanzarán dos upgrades menores correspondientes a las versiones GDR2 y GDR3, mismas que solucionarían los bugs presentes hasta el momento, de modo que también se espera que solucionen pronto lo de la actualización de Windows Phone 7.8, ya que esta hoy está detenida.

Vía WM Power User