Apple acaba de lanzar una actualización de sus sistema operativo con el fin de superar los fallos de seguridad en la función de bloqueo de pantalla por código, sin embargo aún así los hackers o curiosos geeks, acaban de descubrir otra forma de vulnerar dicho paso y lo mismo sucede con los dispositivos de la compañía coreana.

Si bien en esta oportunidad el fallo no expone un gran peligro dado que no permite la entrada completa a la información, sí hace posible que un extraño puede utilizar aplicaciones y hacer configuraciones por periodo de tiempo limitado. Los smartphones que sufren de esta vulnerabilidad son los Galaxy Note II y el Galaxy S III.

Ahora, es cierto que Samsung reconoció el problema y declaró estar trabajando en una pronta solución, pero mientras tanto los usuarios pueden poner un atajo al fallo con una aplicación existente en la Google Play Store.