Una de las grandes incógnitas del planeta ha sido el cómo se extinguieron los dinosaurios, pero si hay una teoría más asentada que otra, esa es la de la caída de un meteorito que habría provocado una gran explosión.

Sin embargo esta teoría viene a rebatirse en parte ahora, ya que nuevos estudios sugieren que en lugar de un gran asteroide que cayó lentamente a la Tierra, fue un cometa; es decir, un cuerpo espacial menor que sin embargo venía a gran velocidad, siendo esta combinación la que habría acabado con el 70% de las especies que habitaban para entonces, hace 65 millones de años, el planeta.

Cabe destacar que el grupo de investigadores a cargo pertenece al Dartmouth College en New Hampshire, quienes explicaron que “el principal objetivo de nuestro proyecto es lograr caracterizar lo que impactó la península de Yucatán y produjo el cráter”.

Específicamente, se trataría de un cometa no periódico que son bolas de polvo, roca y hielo, mismos que no siguen las trayectorias de los cometas normales, sino que estas son distintas y para los expertos hasta excéntricas alrededor del Sol. Ahora, en cuanto a por qué no fue un asteroide, Jason Moore, encargado del equipo de investigación, indicó que “Se necesitaría un asteroide de unos cinco kilómetros de diámetro para lograr esa cantidad de iridio y osmio. Pero un asteroide de ese tamaño no hace un cráter de 200 kilómetros”.

Más información en BBC