Es la era de las impresoras 3D y estas están literalmente de moda, pues New Balance ocupará esta tecnología para lograr personalizar la zapatillas de los atletas profesionales pero de una manera que logre ajustarse perfectamente a las necesidades de estos, vale decir que estos puedan calzar la forma y anatomía.

Se trata específicamente del sinterizado láser selectivo, sistema que el polvo del plástico se endurezca capa a capa, pero antes, para lograr el diseño final, la máquina analiza cientos de datos que tienen relación con la forma del pie, cómo corre, cómo se apoyan, etc. Luego completa el proceso de captura del movimiento y crea un plantilla ligera completamente personalizada. Evidentemente, estas creaciones 3D por el momento sólo serán para atletas profesionales auspiciados.