El vaivén de las emociones de los seres humanos todavía guarda algo de incógnita para los científicos, sin embargo un último hallazgo podría ser la clave para encontrar soluciones que regulen el estado de ánimo de las personas con depresión, por ejemplo.

Se trata de un neurotransmisor específico de nombre hipocretina, el cual es segregado a niveles máximos cuando los individuos se siente felices o al contrario, disminuye drásticamente cuanto estos se sienten tristes.

El descubrimiento pertenece a los investigadores de la Universidad de California en Berkeley, mismos que sugieren que a partir de esto, los próximos tratamientos contra la depresión podrían incluir un procedimiento que aumente la hipocretina y eleve los estados de ánimo y de alerta en las personas, ya que así se estarían mermando anomalías en la química cerebral, pues la deficiencia de la hipocretina podría subyacer a la depresión, entre otras causas, por ejemplo.

Ahora, en cuanto al estudio, este hallazgo se llevó cabo cuando grabaron a pacientes mientras veían televisión o interactuaban con otras personas, así como mientras comían, recibían tratamientos médicos o dormían. Luego los médicos tomaban notas cada 15 minutos sobre estas actividades, además de microdiálisis cada el mismo periodo de tiempo, para posteriormente someterlos a un cuestionaro sobre la evaluación del estado de ánimo.

Así fue entonces cómo encontraron que los niveles de hipocretina no se vinculaban específicamente con la excitación en general, pero sí cuando sentían emociones positivas, siendo esa la base para que los científicos crean que las anomalías en este patrón contribuyen a los trastornos psiquiátricos.

Vía Tendencias 21