Extraño pero cierto. Y no precisamente el hecho de que Estados Unidos entrene a hackers para atacar a otros países, sino que lo sorpresivo es que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos lo acepte abiertamente, contando que el adiestramiento es de 13 equipos de programadores y expertos informáticos con el fin de que ataquen cibernéticamente.

Vale decir, específicamente lo que estos hackers al estilo militar harán, es monitorear el tráfico online desde y hacia los Estados Unidos, y para ello lo harían mediante proveedores privados de internet. Pero evidentemente quedan dudas sobre qué información es la que investigarán, si aquello es legalmente acorde con la privacidad de los demás usuarios, etc.

Mientras tanto se aclaran dichas interrogantes, lo único que está claro es que el general Keith Alexander, responsable de la NSA y del cibercomando, indicó que “ este equipo no es un equipo defensivo. Es un equipo ofensivo que el Departamento de Defensa usaría para defender al país si fuera atacado en el ciberespacio. Trece de los equipos que estamos creando se dedicarán sólo a esta misión”.

Vía Gizmodo