El pequeño gran gigante de la compañía finlandesa, el Nokia Lumia 620, se sigue fortaleciendo con el lanzamiento próximo de una carcasa que lo transformará en un smartphone todo terreno.

Sí, porque esta nuevo traje lo convertirán en un dispositivo que puede resistir al polvo e incluso al agua de manera moderada, ya que su certificación es menor a la del Xperia Z, terminal con el que incluso los usuarios se pueden sumergir en la piscina y grabar videos.

La comercialización empezaría en abril y los primeros en disfrutar de la carcasa serían los usuarios europeos. Su costo no se conoce y el color es el de la foto.