La teoría de la evolución señala y como creencia profundamente arraigada, que esta es irreversible, es decir que no se puede ir hacia atrás, sin embargo una nueva investigación acaba de lanzar una idea que desafía esta teoría.

Se trata de un estudio realizado por dos científicos de la Universidad de Michigan, quienes llevaron a cabo una investigación genética de los ácaros del polvo comunes y domésticos, la cual daría como resultado que estos organismos de vida libre que proliferan en sofás, alfombras o colchones – y en el más limpio de los hogares-, evolucionaron de los parásitos que a su vez evolucionaron de los mismos ácaros del polvo hace millones de años atrás.

“Todos los análisis demostraron, de forma concluyente, que los ácaros del polvo domésticos han abandonado un estilo de vida parasitaria, convirtiéndose a la vida libre en diversos hábitats, incluyendo las viviendas humanas”, según Pavel Klimov y O`Conno Barry, los dos científicos a cargo.

Cabe señalar que es estudio se llama “Parasitismo permanente reversible”, y rebate la teoría de la ley de Dollo que fue propuesta en 1893 por el francés de origen belga y paleontólogo, Luois Dollor, quien pavimentó la idea de la “evolución que unidireccional e irreversible”.

Más información en Daily Mail