Una nueva vía de lucha se levanta como posibilidad para curar a los portadores de VIH y en este caso de adultos. Es que cabe recordar que hace unas semanas se conoció la reveladora noticia de que un bebé nacido con el virus fue sometido a un tratamiento intensivo de tres antirretrovirales logrando su cura.

Y en esta oportunidad ocurre algo parecido pero con 14 adultos que han permanecidos sanos durante varios años luego de que se les administrara una serie de fármacos antirretrovirales muy agresivos por tres años. Desde ese momento los pacientes han portado una carga viral muy baja, lo que no significa que hayan eliminado completamente el virus, pero es una gran evidencia el hecho de que durante los últimos 7 años no se hayan enfermado.

La investigación se publicó en la revista PLos Pathogens y Asier Saez del Instituto Pasteur, es su principal autor, quien se basó en el estudio de 14 personas seleccionadas aleatoriamente y cuyas edades fluctuaron entre los 34 y 66 años.

Ahora, en cuanto a la cura definitiva, la explicación de por qué no ha llegado la entregó Mark Siedner de la Escuela Médica de Harvard, indicando que “ tras una infección, el VIH establece depósitos virales en las células que le permiten esconderse y regresar. Estos depósitos son los que nos separan de una cura para el virus. Con la nueva información podríamos considerar nuevos caminos para fármacos o incluso el desarrollo de vacunas”.

Más información en News Cientist