Para los expertos todo radica en las distintas versiones de la GPU Adreno. En el Lumia 620 es la Adreno 305, mientras que el Lumia 920 porta una más antigua: la Adreno 225.

Parece difícil que un terminal con la mitad de las características del Lumia 920, actual buque insignia de la finlandesa, ejecuten de manera más rápida las funciones o aplicaciones. Una de estas tiene que ver con la velocidad de conexión Wi-Fi del Lumia 620 y que es superior a la del 920, junto con la apertura de variadas apps. Por supuesto, en muchas otras funciones es superior el Lumia 920, sin embargo la gracia está en que cuando es mejor, no lo es por mucho margen adicional.

Vía Phone Arena