Los astrónomos de la NASA pasan mirando el cielo y por eso descubren cosas tan asombrosas como la edad de un agujero negro, pero esta vez no se trata de cualquiera, sino que del más joven de la galaxia y el cual se encontría en los restos de una supernova que se encuentra a 26 mil años luz de distancia de la Tierra.

La edad de este agujero bordearía los 1000 años de antigüedad, cifra que le adjudica el título de ser el más joven, aunque según los científicos, este hallazgo fue “circunstancial porque encontramos que la supernova W49B no contiene estrellas de neutrones, y si un remanente de supernova no tiene estrella de neutrones, es muy probable que tenga un agujero negro en su núcleo”, indicó el astrofísico del MIT, Daniel Castro.

Ahora, para que este agujero negro sea realmente considerado como el más joven, los investigadores del espacio sugieren que se deben estudiar los restos de esta supernova pero de manera más cercana para estar seguros y para ello deberían utilizar el telescopio japonés Astro-H, el cual se lanzará en el 2014. Eso sí, también indicaron que será observado nuevamente a fines del 2013 con el telescopio Magellan Baade ubicado en Chile.

Como sea, estos astrofísicos argumentaron que con agujero negro o no, la W49B es una supernova inusual porque no tuvo un explosión de forma simétrica, al contrario, expulsó material desde todos los polos y a una velocidad mucho mayor a la normal.

Vía The Verge