Apple hizo caso de los reclamos de sus usuarios por los problemas que estaban teniendo con la actualización a iOS 6.1. De hecho, fue la propia Verizon la que llamó a que sus clientes con el iPhone 4S, no realizarán el upgrade hasta que la empresa de la manzana lanzara una nueva versión de su sistema operativo y así fue.

Es que acaban de lanzar iOS 6.1.1, que según lo que la propia actualización dice, se trata de una que soluciona el problema que podía perjudicar la fiabilidad y el rendimiento móvil del iPhone 4S. Por supuest, esta actualización también trae mejoras en cuanto a la gestión de la batería, incluyendo además cambios en los mapas de Japón.

Cabe recordar que primero fueron los usuarios del iPhone 5, quienes comenzaron a reportar problemas en la duración de las baterías luego de que hicerian el upgrade a iOS 6.1 y no sólo eso, porque además de que la batería tenía un notable menor rendimiento, el aparato se sobrecalentaba.

Pero los usuarios del iPhone 5 no fueron los únicos que presentaron esos inconvenientes con la versión 6.1 de iOS, sino que los poseedores de un iPhone 4S también, de hecho Verizon confirmó que la versión 6.1 conducía a problemas en el rendimiento de la conectividad 3G.