Mientras los smartphones crecen de tamaño los cargadores, afortunadamente, se hacen más pequeños y además inalámbricos, siendo LG la empresa en traer al más pequeño de todos.

Se trata del cargador denominado como LG WCP -300, un aparato inalámbrico que tiene un grosor de tan sólo 6,9 milímetros, compatible con el estándar de 5 pines más una salida microUSB y, por supuesto, es compatible con el estándar inalámbrico Qi, para así poder ser usado con múltiples equipos.

En el mercado coreano tendrá un valor aproximado de $60 dólares y todavía no se detalla si tendrá una liberación global o si sólo llegará a Estados Unidos.

Vía Mashable