Samsung tiene dispositivos para todos los mercados y usuarios. Ejemplo de ello es la presentación oficial del Samsung Xcover 2, un smartphone todo terreno para salvarse de las caídas al agua y los golpes por caer directo al suelo.

Ahora, si bien se trata de un terminal que estéticamente no es de los más agraciados, sí su diseño robusto lo hace ideal para los deportistas o usuarios extremos, pues es una especie de pequeño búnker que porta Jelly Bean y que oficialmente está certificado como resistente al agua y al polvo.

Cabe recordar que la pantalla es de 4 pulgadas con procesador de doble núcleo a 1GHZ, más 1 GB de RAM y 4 GB de almacenamiento masivo, es decir, un dispositivo más bien de gama media pero cuya gracia no se encuentra específicamente en aquello, sino que más bien en su todo, porque el diseño es fundamental para lo que se requiere y que es un alto desempeño en contexto difíciles.

Mira cómo anda:

Vía Engadget