Los científicos que estudian las propiedades de la llamada partícula de Dios, dicen que son capaces de determinar cómo exactamente se va a acabar el universo algún día.

Se trata de un concepto conocido como la inestabilidad del vacío, el cual puede ocasionar en miles de millones de años más a partir de ahora, la destrucción del universo tal como se conoce ahora, dando paso a uno nuevo a partir de una burbuja catastrófica que estalla a la velocidad de la luz.

“Puede ser que el universo en que vivimos es inherentemente inestable y en algunos miles de millones de años a partir de ahora, todo quedará eliminado. Todo esto debido a una pequeña burbuja en el universo que aparecerá en algún lugar y luego se expandirá y destruirá al universo”.

Ahora, para lograr el cálculo, los astrofísicos requieren conocer la masa del bosón de Higgs entre un uno por ciento, así como también requeriran conocer la masa precisa de otras partículas subatómicas relacionadas.

Más información en Daily Mail