No les basta con haber hecho una pequeña versión del tablet emblema de Apple, sino que ahora también quieren probar en Cupertino – y deberían hacerlo obligatoriamente- con el iPhone mini, sobre todo con el fin de seguir compitiendo y ganarle terreno a Samsung.

Según el analista Neil Mawston de Strategy Analytics, este año el gran ganador en la venta de smartphones ha sido Samsung debido a su gran variedad de dispositivos tanto de gama alta como de la media, razón que les ha permitido captar el 31% del mercado, frente a un 20% sin mayor proyección al alza de Apple.

Por tal motivo, la mejor jugada sería que los de la empresa de la manzana lanzaran un terminal de menor costo para un grupo de consumidores emergentes, algo que lograrían con la llegada del ya rumoreado pero nunca realmente proyectado mini iPhone. Eso sí, tampoco se espera que este vea la luz en el corto plazo.

En palabras de Mawston:

“Creemos que Apple tendrá que lanzar un ‘Mini iPhone’ en algún momento durante los próximos tres años para hacer frente a los cientos de millones de usuarios de prepago en todo el mundo que no puede permitirse el iPhone actual. El iPhone 5 está creciendo rápidamente y de forma rentable en este momento, así que no hay incentivo suficiente para que Apple saque el iPhone Mini este año. Creemos que el ‘Mini iPhone’ llegará probablemente en el 2014, cuando la penetración de Apple en el mercado mundial de smartphones postpago, se acerque a la saturación y se vea así obligado a descubrir nuevos nichos de crecimiento”.

Por otra parte, otro destacado analista, Peter Misek de Jefferies, indicó que también ve un iPhone de bajo costo en el futuro de Apple, el cual incluso podría llegar a principios del próximo verano norteamericano y a un precio que iría entre los $200 y los $250 dólares.

Vía Cnet