Nueva York, California, Texas y Oregon están compitiendo para convertirse en el hogar de un importante fabricante de semiconductores que tendrá lazos con Apple y se dedicará a la producción de chips para dispositivos como el iPhone y el iPad.

Los últimos detalles del proyecto fueron publicados esta semana por The Oregonian, el cual indicó que estaba en condiciones de confirmar que la agencia estatal de desarrollo económico ha estado reclutando una compañía anónima que se identificó sólo como “Azalea”. Sin embargo, obtener más detalles sobre el proyecto no es posible, puesto que los funcionarios han firmado un acuerdo de confidencialidad.

Sin embargo, funcionarios en Nueva York también habrían estado persiguiendo su propio “Project Azalea”, que sugiere que ambos estados están compitiendo por el misterioso proyecto.

La semana pasada se reveló que funcionarios de desarrollo económico de Nueva York planean la instalación de una fábrica de chips de 3.2 millones de pies cuadrados, la cual se cree que estará involucrada en la producción de componentes para el iPhone y el iPad.

También se cree que están en la carrera por “Project Azalea” California y Texas. Estos dos estados han sido considerados por la firma de consultoría Deloitte Touche Tohmatsu, la cual representa a la compañía detrás de Azalea, de acuerdo con EE Times.

Numerosos informes han vinculado a Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. como que la compañía detrás de Project Azalea. Esto, ya que se ha rumoreado que TSMC se hará cargo de la producción de chips móviles para iPhone y iPad, desplazando al actual proveedor de Apple, Samsung.

Samsung construye ahora procesadores personalizados para Apple, como el A6 que se encuentra en el iPhone 5 y A6X que alimenta el iPad de cuarta generación, en una planta de fabricación de chips en Texas, pero Samsung también es el principal rival de los de Cupertino, y la feroz competencia junto con docenas de demandas por infracción de patentes han abierto una brecha entre las dos compañías.

Más detalles: Apple Insider