Según la compañía japonesa, su nueva consola Wii U vendió 425.000 unidades durante su semana de lanzamiento en EEUU. Esto es sólo 5.000 consolas menos que lo registrado por Wii hace seis años.

Las cifras revelaron que Nintendo cambió 420.000 unidades de su Wii a lo largo de todo el mes (un 51% respecto al año pasado).

Pero fue Microsoft quien reclamó la corona de ventas. La Xbox 360 vendió 1,26 millones de unidades, un 25% menos que las ventas del 2011, pero más que las Wii y Wii U combinadas, aunque para ser justos, la Wii U solo lleva una semana de estreno.

La Nintendo 3DS se desempeñó mejor que cualquiera de consolas de Nintendo – 540.000 unidades fueron vendidas en noviembre -, pero los números se redujeron alrededor de un tercio respecto al año pasado.

El DS aumentó sus ventas año tras año, la única pieza de hardware de juegos que lo ha conseguido. Ahora vendió 370.000 unidades, un aumento de alrededor del 5%

Como de costumbre, Sony no divulgó sus cifras, aunque se pueden estimar los números de PlayStation Vita sobre la base de una declaración a EEUU, en la cual la consola de mano tuvo su segundo mejor mes de ventas desde su lanzamiento. Eso colocaría a su total entre 210.000 y 225.000 – menos que cualquiera de las consolas de Nintendo.

En cuanto a las ventas de software, Call of Duty: Black Ops 2 fue, como era previsible, el líder del ranking en EEUU durante noviembre con 7,4 millones de copias en PS3 y Xbox 360.

Halo 4, segundo en la tabla, vendió cerca de 4 millones de copias, empujando las ventas totales de la serie sobre la marca de 50 millones de unidades.

Nintendo informó que New Super Mario Bros U vendió 243.000 unidades, es decir, casi el 60% de los propietarios de Wii U compró una copia.

Más detalles en: Eurogamer