Los de Redmond se habían jactado que esperaban vender entre 2 y 4 millones de sus tabletas Surface a fines de este año. Pero los analistas se han mostrado más escépticos con estos anuncios, ya que consideran que el dispositivo solo ha logrado vender entre 500.000 y 600.000 unidades.

Y es que Surface RT tiene una serie de obstáculos que atentan contra ella, incluyendo una distribución atroz.

Hasta el momento, la tableta sólo está disponible en línea y en las pocas tiendas de Microsoft repartidas en EEUU. Eso significa que los consumidores no pueden obtener experiencias prácticas con el equipo y la mayoría de quienes lo compran simplemente tiene que ordenarlo en línea y esperar que les guste. Los analistas de Detwiler Fenton apuntan que la estrategia de Microsoft es desordenada.

La compañía dice que, aparte de la mala distribución, existen otros factores que afectan significativamente a la capacidad de Microsoft para vender la tablet Surface, entre las que se encuentran su alto precio inicial y críticas mixtas. Lo que se ve reforzado por una carencia de fuerte presencia minorista.

AllThingsD informa que sólo hay 31 tiendas de Microsoft y 34 quioscos rurales en EEUU. El plan original de Microsoft era restringir las ventas al por menor de la tableta en sus propias tiendas, pero esta idea, obviamente, no está funcionando. Queda por ver si Microsoft va a cambiar su plan y permiten a los minoristas como Best Buy y otros poner la tableta en sus tiendas.

Más detalles en: Slashgear