Un grupo de exploradores están preparando la primera recreación de la historia del viaje realizado por el explorador británico Ernest Shackleton en su malogrado intento de llegar al Polo Sur en 1914, en una copia exacta del bote salvavidas de Shackleton.

El barco de Shackleton, el Endurance, quedó atrapado en el hielo de la Antártida, donde se hundió. Su intento de dar la alarma es considerado por muchos como uno de los mejores viajes que se han hecho.

Shackleton tomó un pequeño grupo de su tripulación, los cuales remaron 1.287 kilometros en el bote salvavidas James Caird desde la isla Elefante a Georgia del Sur, donde sabían que podían recibir ayuda de una estación ballenera. Su viaje duró desde 1914 hasta 1916, año en que la expedición británica fue rescatada por la escampavía chilena “Yelcho”, al mando del recordado piloto Luis Pardo.

El equipo británico y australiano, liderado por el explorador australiano Tim Jarvis, remará la misma ruta y luego cruzará el interior montañoso y glacial de Georgia del Sur para llegar a la costa norte. No se utilizará ningún equipo que no estaba disponible en el tiempo de Shackleton.

El “Shackleton Epic team” partirá a América del Sur a principios de enero, llevando una copia idéntica del bote salvadidas de 6,85 metros de Shackleton (22 pies y 6 pulgadas).

El viaje no será sin peligro. El barco réplica, llamada Alexandra Shackleton por la nieta del explorador británico, no tiene quilla y se vuelca con mucha facilidad.

“Ya sabes, nos encontramos con los números y dijimos que odíamos hacer una réplica exacta del barco de Shackleton, sin engaño, para tratar de hacer esto … menos susceptibles a volcar de lo que tenía”, dijo Jarvis.

El equipo ha practicado zozobrar la embarcación, tratando de corregirlo de nuevo, y han tratado de utilizar sus suministros, equipo y piedras como lastre en lugar de sólo rocas como Shackleton hizo.

Jarvis, un científico del medio ambiente y un explorador experimentado, dijo que se inspiró en el estilo de liderazgo de Shackleton y su habilidad para convertir el desastre en éxito.

Él también dijo que la historia de Shackleton fue una plataforma ideal para promover su mensaje medioambiental.

“Bueno, Shackleton estaba tratando de salvar a sus hombres de la Antártida y ahora estamos tratando de salvar a la Antártida del hombre”, dijo Jarvis.

Más detalles en: Reuters