Si la vida real fuera como un videojuego, sería muy diferente. A todos nos gustaría estar cometiendo delitos constantemente, o bien desaparecer en tubos gigantes para recoger monedas.

Por suerte hay gente como Devin Supertramp por ahí dispuestos a llegar a algo un poco más realista. Ha creado una versión real del shooter selvático Far Cry 3 y es bastante espectacular.

A pesar de que es una “versión real” y cómo no hay un PC, el héroe es inmortal, nadie se cansa, es arrestado o necesita ir al baño. Pero aún así es bastante entretenido.