Según un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores, señalaron que el dinosaurio más antiguo conocido era del tamaño de un perro labrador, el cual vivió alrededor de diez millones de años, y en donde su cola media más de un metro y medio.

Esta conclusión llego tras analizar uno huesos fósiles los cuales llevaban décadas en los estantes de dos museos (Historia Natural de Londres y Sudafricano de Ciudad del Cabo).

“Si el recién bautizado Nyasasaurus parringtoni no es el dinosaurio más antiguo, entonces es su pariente más cercano hallado hasta ahora”, señaló el biólogo Sterling Nesbitt de la universidad de Washington, autor principal del estudio.

Según los resultados del estudio, los fósiles pertenecen a un reptil que vivió en el Triásico medio, entre 10 y 15 millones de años antes que el “eoraptor” y el “herrerasaurio”, los dinosaurios considerados más primitivos de finales del período Triásico.

El análisis fue realizado en los huesos, un húmero y seis vértebras, las cuales pertenecían a dos ejemplares distintos. Los científicos concluyeron que el animal caminaba erguido, tenía un metro de alto y una cola de más de metro y medio, por lo que medía de dos a tres metros de largo, y pesaba entre 20 y 60 kilos.

“El tejido óseo del Nyasasaurus es exactamente el que se esperaría de un animal de su posición en el árbol genealógico de los dinosaurios”, afirmó Sarah Werning, coautora del estudio de la Universidad de California en Berkeley.

“Es un muy buen ejemplo de un fósil de transición; el tejido óseo demuestra que el Nyasasaurus crecía tan deprisa como otros dinosaurios primitivos, pero no tanto como los posteriores”, concluyó Werning.