Las ventas de computadores de escritorio en EEUU no recibieron ningún impulso desde el lanzamiento de Windows 8, confundiendo las esperanzas de Microsoft y los fabricantes de PC, según la firma de investigación NPD Group.

En las tres semanas después de que Windows 8 llegó el 26 de octubre, las ventas de PCs y tablets con Windows cayeron un 21% en comparación con el año anterior, según NPD, que rastrea las ventas minoristas en Estados Unidos.

No hay señales de que Windows 8 empeoró las cosas para los fabricantes de PC, ya que la firma de análisis explicó que las ventas débiles son la continuación de una tendencia observada a lo largo de este año.

Los consumidores estadounidenses parecen más interesados ​​en gastar dólares en los teléfonos inteligentes y las tabletas que en la mejora de sus equipos. Varios fabricantes de tabletas han lanzado nuevos modelos y Apple ha hecho una versión más pequeña de su iPad.

“Después de sólo cuatro semanas en el mercado, todavía es pronto para culpar a Windows 8 por el debilitamiento continuo en el mercado de PC”, dijo el analista de NPD Stephen Baker en un comunicado.

“Todavía tenemos la temporada de vacaciones de venta por delante de nosotros, pero es evidente que Windows 8 no resultó ser el impulso para un cambio de tendencia de ventas que algunos habían esperado”.

Baker dijo que los laptops Windows 8 con pantallas táctiles estaban haciéndolo bien, ayudando a impulsar al alza el precio medio de venta de los PC.

Microsoft ha dicho que vendió 40 millones de licencias de Windows 8 en su primer mes en el mercado, pero esa cifra incluye las licencias compradas por los fabricantes de computadoras como Hewlett-Packard y Dell para máquinas que aún no venden.

La firma de investigación IHS iSuppli predice que 349 millones de PCs serán enviados en todo el mundo este año. Eso sería una disminución del 1% por respecto al año anterior – el primer declive desde 2001.

Más detalles en: Seattle Times