Sony fue la primera compañía en el mercado con una TV OLED en 2009. El problema con la televisión es que tenía una pantalla muy pequeña de 11 pulgadas y un precio muy grande. El televisor estuvo en el mercado algunos años antes de que la empresa lo dejara de producir en parte debido a las bajas ventas.

A pesar de que el primer producto OLED de Sony está descontinuado, la empresa todavía sigue trabajando en la tecnología OLED, en especial en su división médica, la cual desarrolla una pantalla de 20.5 pulgadas, de la cual aún no se conoce fecha de lanzamiento.

La pantalla utiliza un panel de diodos el cual emite luz órganico en color blanco y negro. La pantalla está en blanco y negro porque su objetivo es la imagen médica, como radiografías y otros procedimientos donde el color no es tan importante como una alta resolución y contraste.

La pantalla tiene una resolución de 2048 x 2560 y promete un contraste excepcional y reproducción profundo. Sony dice que el nivel de negro de la pantalla es inferior a 0,001 cd / m² y 500cd / M ². Todas las especificaciones son preliminares.

Más detalles en: Slashgear