La guerra de patentes que enfrenta a Apple y Samsung sigue causando nuevas tensiones entre ambas empresas, luego que la compañía de Corea del Sur tomara la decisión de suspender el suministro de baterías para iPad y MacBook, lo que hizo que los de Cupertino debieran salir a buscar nuevos proveedores.

Pero esta situación no se remite solo a estos dispositivos, ya que Apple redujo los pedidos de procesadores Samsung para sus iPhone 5.

En aquella ocasión, los norteamericanos justificaron la medida con la idea de diversificar sus líneas de suministro de chips de memoria, reconociendo que Samsung dejaría de ser su proveedor principal.

Esto se suma al término de la producción de pantallas LCD para dispositivos Apple para este 2013, ya que Samsung recalcó que no está en condiciones de “ofrecer descuentos especiales” a sus rivales, pasando del envío de tres millones de pantallas a 1,5 millones en el último trimestre antes de la finalización del acuerdo entre ambas.

Ahora, Apple se encuentra buscando proveedores para su tablet y sus computadores, apuntando a Amperex Technology Limited y Tianjin Lishen Battery.