La empresa de Corea del Sur no ha identificado “ningún caso de trabajo infantil” en las fábricas de sus proveedores después de terminar su auditoría de alrededor de 105 fabricantes de componentes exclusivos para productos de Samsung.

Samsung llevó a cabo la auditoría en respuesta a un informe de Human China Labor que hizo acusaciones de malas condiciones laborales y trabajo infantil.

Si bien los auditores propios de la empresa no encontraron trabajo infantil, confirmaron los informes de las malas condiciones laborales. Samsung dice que está tomando medidas para mejorar la situación, así como la instalación de medidas de seguridad adicionales para evitar que menores de edad sean empleados.

Es difícil determinar exactamente que proveedores actuaron, ya que Samsung solo se remitió a mencionar las faltas vistas, como horas extras ilegalmente excesiva, infracciones al contrato laboral y empleados multadoa por llegar tarde o ausencias.

Según la compañía, la “discriminación en la contratación seguirá estando prohibido, se suprimió el sistema de multas, se deben proporcionar un adecuado equipo de seguridad y capacitación adicional sobre acoso sexual y el maltrato físico y verbal”.

Añade que a partir de 2013 se “garantizará la independencia de las auditorías”, mediante la contratación de auditores externos para supervisar las condiciones de trabajo de sus proveedores.

Más detalles en: The Verge