La agencia espacial y otros expertos se pusieron como meta disipar todos los rumores sobre el fin del mundo y confirmaron que tras el 31 de diciembre de 2012 se viene el 1 de enero de 2013.

Usted probablemente ha escuchado, si ha pasado algún tiempo en internet en la última década, que mucha gente cree una especie de día del juicio final ocurrirá este 21 de diciembre.

A menudo tiene que ver con el rumoreado fin del calendario maya o el ficticio planeta Nibiru – supuestamente descubierto por los sumerios – estrellándose contra la Tierra.

El astrobiólogo de la NASA David Morrison, quien ha estado respondiendo las preguntas del público durante la última década en la sección “Pregúntale a un astrobiólogo”, reconoció verse desbodado por consultas sobre el fin de los tiempos.

“En particular, estoy preocupado por los jóvenes que escriben y me dicen que tienen mucho miedo. No pueden dormir, no pueden comer y algunos de ellos dicen que están pensando en el suicidio”.

Así que Morrison y algunos de sus colegas han optado por tratar de correr la voz de que no hay nada que temer. Científicos de la NASA que estudian los asteroides y heliofísica y hasta un arqueo bien versado en la historia maya participaron en un Hangout en Google+ para disipar los mitos.

Más detalles en: CNET News