La NASA ha captado un grupo de manchas solares a las cuales llamaron “AR 1618”, las cuales fueron descubiertas por la sonda Soho. Cabe señalar que estas manchas apenas eran visibles en la superficie del Sol, pero con el pasar de los días estas han adquirido un gran tamaño, el cual es diez veces superior al de la Tierra.

Los expertos han señalado que esta singular mancha ya ha soltado más de alguna llamarada de clase M, la cual es una explosión de energía de tamaño medio. Según el medio “Space Weather”, señala que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. ha señalado que existe la posibilidad de que este fenómeno produzca la energía suficiente para emitir fuertes llamaradas solares de clase X en las próximas horas.

Desafortunadamente los expertos señalaron que la posibilidad que una de estas llamaras apunten directamente a la Tierra es alta, debido a que está mancha se encuentra de cara hacia nuestro planeta.

Este martes el observatorio espacial STEREO de la NASA descubrió dos eyecciones de masa coronal, las cuales fueron provocadas por la mancha. Esta gigantesca nube ardiente de partículas y radiación que salió proyectada podría llegar a la Tierra este viernes según informaron los expertos.

Alrededor de un 65% de posibilidades existen que esta liberación provoque tormentas geomagnéticas, las cuales se producen cuando las partículas golpean el exterior del envoltorio magnético de la Tierra y la magnetosfera durante un período prolongado de tiempo.

Esta liberación de energía podría afectar directamente a los sistemas eléctricos y satélites, de los cuales cada días más dependemos para estar comunicados.