Si está contento por poder disfrutar de Bad Piggies de Rovio, esperemos que ni por casualidad haya descargado e instalado una versión falsa desde Google Chrome Web Store.

Esto, ya que resulta que más de 80.000 usuarios de Chrome están siendo afectados por el adware, que instala un plug-in que muestra anuncios cuando visita sitios web populares.

No sólo el plug-in le presenta un puñado de anuncios molestos, ya que una vez que da permiso a la aplicación a “acceder a sus datos en todos los sitios web”, el plug-in puede ser utilizado para robar información personal, como direcciones de correo electrónico y números de tarjeta de crédito.

La empresa de seguridad Barracuda Networks descubrió la aplicación falsa y han emitido una declaración y un informe sobre la lamentable situación.

Los expertos sugieren que las personas afectadas deben desinstalar la aplicación falsa de inmediato y cambiar sus contraseñas. Con suerte, el plug-in no es capaz de hacer mucho daño, pero ¿quién puede decir qué tipo de información personal obtuvo a partir de los 82.000 usuarios afectados?

Más detalles en: Slashgear