El rover de la NASA tomó nuevas imágenes de sí mismo sobre el árido paisaje naranja del Planeta Rojo.

El dispositivo, cuyo costo llegó a los dos mil millones de dólares, está en una misión de dos años para buscar señales de vida en Marte.

Las fotografías en concreto corresponden a la parte superior del mástil remoto de Curiosity, las cuales fueron tomadas por la Mars Hand Lens Imager, mientras la cubierta contra el polvo estaba cerrada.

El robot también tomó fotografías de calibración para poner a prueba sus cámaras – incluyendo una de un centavo que viajó todo el camino a Marte incrustada en el móvil.

La foto de la moneda fue tomada a desde cinco centímetros de distancia, para probar el brazo robot y los sistemas de cámaras.

La NASA dijo que la moneda era un “guiño a la tradición geóloga de colocar una moneda o un objeto de otra escala conocida como una referencia del tamaño de fotografías en primer plano de las rocas”.

La moneda enviada a Marte era un centavo 1909 – una de las primeras en incorporar el retrato de Abraham Lincoln.

Más detalles en: The Huffington Post