Las nuevas plataformas web no son solo un medio por el cual las empresas pueden conocer sus antecedentes y experiencia a la hora de postular a un trabajo, sino que el largo brazo de la ley también se une a la experiencia para dar con el paradero de delincuentes y criminales.

Una encuesta realizada a más de 1.200 profesionales de la ley en todos los niveles, incluyendo las agencias federales, encontró que cuatro de cada cinco usa diversas plataformas y redes sociales para ayudar en las investigaciones en localidades rurales, así como las principales áreas metropolitanas.

Así, las agencias locales son las líderes en cuanto al uso de las redes sociales con un 82%, seguido de las federales con un 81% y las estatales con un 71%.

Las autoridades buscan identificar, de la mano de Facebook y YouTube, personas y lugares, descubrir actividad delictiva y lograr la recolección de pruebas.

Dos tercios de las fuerzas del orden creen que las plataformas web les ayudan a resolver crímenes con mayor rapidez, según la encuesta y cerca del 50% reconoció que usa las redes sociales al menos una vez a la semana.

Sin embargo, los agentes de la ley reconocieron que el aprendizaje de internet y sus capacidades respondieron a una búsqueda autodidacta y sólo el 10% de los encuestados aprendió a usar las redes sociales para las investigaciones a través de la capacitación formal dada en su agencia.

“La investigación y análisis de los contenidos de los medios sociales ofrece una gran oportunidad en términos de prevención del delito y la aprehensión de delincuentes”, dijo Samantha Gwinn, una consultora de LexisNexis con 12 años de experiencia como analista de la delincuencia con las autoridades locales y federales.

Más detalles en: Mashable