Dan Chen ideó una máquina que entrega un mensaje alentador y se conecta a uno de los brazos del usuario que está en sus minutos finales antes de fallecer.

El dispositivo despide al individuo con el mensaje “yo soy el robot último momento, estoy aquí para ayudarle y guiarle a través de su último momento en la Tierra. Lamento que su familia y amigos no pueden estar con usted en este momento, pero no tenga miedo”.

“Yo estoy aquí para consolarle. Usted no está solo, usted está conmigo. Su familia y amigos le quieren mucho y le recordarán cuando se haya ido”.

Según su creador, “el robo se convierte en algo en que usted puede confiar o depender. Se podría dar el efecto placebo de confort”.

El prototipo cuenta de un brazo relleno que da caricias y una voz mecánica registrada diseñado para guiar y consolar a los pacientes que mueren con un cuidadoso mensaje de guión.

La máquina, creación de Dan Chen, artista, diseñador e ingeniero, es parte de una serie de robots funcionales capaces de volver a representar los comportamientos sociales humanos.

Entre estas se encuentra el robot “de los abrazos”, la que cuenta con sensor de proximidad para detectar objetos y luego envolver su brazo alrededor de ellos; la máquina “ronroneadora”, la que produce vibraciones de baja frecuencia que se puede sentir a través del cuerpo cuando se mantiene en el pecho; y la máquina “OK”, una pequeña caja que ofrece la palabra según sea el caso de depresión o incertidumbre.

Más detalles en: CNET News