La red social vivió una “negra” jornada, luego que sus usuarios no pudieran ingresar a la plataforma, la cual se mantuvo fuera de la web durante gran parte de la mañana de este jueves.

Esta situación generó pánico en el mundo, puesto que sus usuarios se valieron de otras redes sociales para expresar su desazón por la situación. Tal es el impacto que genera Twitter y sus cerca de de 3 mil millones de tweets por semana.

Sin embargo, la red social al igual que cualquier otro sitio web está expuesto a este tipo de situaciones, ya sea presentando problemas de ingeniería interior o un ataque externo provocado por hackers.

Por su parte, la empresa que instaló sus nuevas oficinas en San Francisco se mostró desconcertada con el apagón y si bien tras una hora logró levantar el sitio, lo cual sólo duró unos minutos.

La compañía informó en su dirección web de asistencia técnica que “los usuarios pueden estar experimentando problemas para acceder a Twitter. Nuestros ingenieros están trabajando para resolver el problema”.

En estos momentos el servicio de Twitter logró ser restablecido.

Más detalles en: CNET News