Nouveau, el controlador de gráficos de las GPUs de NVIDIA de código abierto finalmente esta acercandose a la estabilidad, saliendo fuera de las áreas de ensayos, y está empezando a ser aceptado como parte del estándar estable de la configuración del kernel.

El proyecto se inició hace casi seis años y ha estado ganando adeptos en algunos rincones del mundo Linux. Empezó ganando terreno en los últimos tres años a medida que más y más distribuciones empezaron a adoptarlo, y el propio Linus Torvalds, sugirió que formara parte del núcleo.

Si bien es muy bueno que el controlador de código abierto de NVIDIA  esté moviendo hacia adelante y saliendo de las zonas de prueba  para Linux, en la mayoría de las comparaciones con el controlador oficial de NVIDIA para Linux, el rendimiento  del OpenGL la mayoría de las veces acaba siendo decepcionante, con el binario de NVIDIA drivers para Linux siendo la única solución viable.

Si sólo estás preocupado por utilizar el controlador Nouveau para un escritorio básico de Linux con tareas de oficina, navegación web, o cualquier otra funcionalidad que sólo necesita un gestor de composición, este controlador de código abierto para NVIDIA funciona muy bien. No presenta muchos problemas y el consumo de energía del controlador Nouveau está a la par con el controlador binario de NVIDIA, en parte debido a que las tarjetas con frecuencia funcionan a velocidades de reloj más bajas.

Más información en: Phoronix