“Es muy difícil que estas nuevas leyes vayan a ser eficientes para solucionar los problemas de los autores”

2
Publicado el 6 abril, 2012 por Sergio Delgado en Internet

Mario Pena, Director de Desarrollo de Negocio de Safecreative.org

ENTREVISTA. Las leyes SOPA y PIPA han revolucionado Internet en EEUU. Las acciones de protesta por parte de páginas como Google, Amazon o Facebook, entre otras muchas, no han tardado en sucederse. Y los usuarios se muestran, mayoritariamente, en contra de ellas. Las restricciones de estas leyes afectarían a ciudadanos de todas las partes del mundo.

Sergio Delgado.- Los internautas estadounidenses se han levantado en contra de dos proyectos de ley de lucha contra la piratería: la ley SOPA y la PIPA. Sitios como Wikipedia y Facebook han manifestado su oposición a estas normas y algunos incluso llegaron a cerrar durante 24 horas como medida de protesta.  Los proyectos de ley Stop Online Piracy Act y Protect Intelectual Property Act están pendientes de aprobación aún en el Congreso y el Senado respectivamente y tienen como objetivo terminar con la piratería y el robo de material protegido por derechos de autor.

PUNTOS CLAVE

  • Que los proveedores de internet actúen de “vigilantes” para detectar las páginas que compartan contenido ilegal y les otorga inmunidad a los proveedores de internet si bloquean portales de usuarios que no hayan cometido delito.
  • El Gobierno de EE UU podrá impedir el uso de las herramientas empleadas por ciudadanos de China o Irán para burlar la censura.
  • El Departamento de Justicia podrá cerrar páginas web sin orden judicial y también impedir que cobren beneficios de anunciantes, bloquear dominios de internet y hacer que buscadores como Google eliminen esas páginas de los resultados de búsqueda.
  • El Gobierno podrá cerrar páginas alojadas en EE UU y que permitan las descargas de contenido protegido por derechos de autor, violando por tanto la propiedad intelectual, aunque se de el caso de que sus dueños residan en el extranjero.

Inteldig ha querido hablar con un especialista en el tema y representante a su vez de una empresa que vele por los derechos de creatividad intelectual para que nos den su opinión sobre este tema. Hablamos, por tanto, con Mario Pena, Director de Desarrollo de Negocio de Safecreative.org.

Inteldig.- Mario, cuéntanos ¿cuáles son las líneas de trabajo de la organización que representas?

Mario Pena.- Safe Creative es un registro online privado de propiedad intelectual, lo que signfica que es un sistema no gubernamental para la generación de evidencia de derechos de autor, principalmente en Internet, pero también de forma analógica, basado en al tecnología. Lo que buscamos es acercar la propiedad intelectual a la realidad digital al tiempo que damos herramientas a los creadores para informar de forma activa de la situación de sus obras y poder defenderse en caso de necesidad.

Inteldig.- En EEUU, los internautas se han revolucionado por la ley SOPA y la ley PIPA. Dos leyes prácticamente iguales que se han presentado en el Congreso y en el Senado respectivamente. Centrándonos en los orígenes del asunto, ¿cómo nace la necesidad en este país de proponer la aprobación de estas leyes?

Mario Pena.- En realidad comentar que la movilización, si bien amplificada en EEUU, ha sido secundada por ciudadanos de muchos otros países. Bien, sobre la necesidad de proponer dichas leyes, decir que surge de las presiones de ciertos grupos de la industria del entretenimiento de dicha nación a los políticos de los EEUU, ya que estiman que las copias de contenidos en Internet sin que les paguen está afectando a su industria y su modelo de negocio establecido hace ya varias décadas.

En ese contexto y ante la disparidad de leyes nacionales, apuntan a las webs que, tal vez siendo legales en otras naciones y debido a la naturaleza global de Internet acaban siendo accedidas por ciudadanos de cualquier parte del mundo, incluido los EEUU, facilitan el acceso a contenidos cuyos derechos ostentan, ya sea mediante la facilitación de enlaces, hospedajes o streaming. Como hablamos de páginas legales en muchos casos, o como poco difíciles de clausurar fácilmente en los países desde las que se publican, han optado por la idea de evitar que sean visibles en territorio de EEUU si se sospecha que pudieran ser ilegales en esa nación.

Inteldig.- Por lo tanto, ¿en qué puntos se encuentran actualmente?

Mario Pena.- Actualmente están en suspenso a la espera de lograr algún consenso. En la práctica parece que están “muertas”, aunque ya se comenta que van a proponerse de nuevo otras leyes en el futuro de similares características.

Inteldig.- ¿Se diferencian en algo?

Mario Pena.- SOPA se presentó en el Congreso y PIPA en el Senado. La primera era más drástica ya que permitía sancionar a cualquier página web que fuera sospechosa de cometer o facilitar infracciones de copyright. PIPA estaba enfocada más a páginas en las que no se observara cualquier otra actividad que no fuera la presunta infracción de derechos de autor.

Para muchos La Ley SOPA restringe la libertad de expresión. Foto terrro

Para muchos La Ley SOPA restringe la libertad de expresión. Foto terrro

  

Sería  más eficaz enmarcar las nuevas legislaciones por la vía de competencia desleal que de infracción de derechos de autor”

Inteldig.- En Europa, la Unión Europea aprobó una ley de derechos de autor y propiedad intelectual tomando como ejemplo la polémica Ley Sinde de España, ¿cuál es su postura respecto a ésta y qué similitudes piensa que tiene con SOPA y PIPA?

Mario Pena.- En Safe Creative siempre hemos creído que la mayor parte de las soluciones a los desafíos de Internet vendrán de la implementación sosegada y avanzada de la tecnología y con escrupuloso respeto a las leyes y la separación de poderes. Es evidente que existen agentes que se están aprovechando del trabajo de otros sin remunerarles en muchos casos y que existen al mismo tiempo muchos matices que hay que observar, siendo la cuestión de los modelos de negocio algo sobre lo que hay que debatir abiertamente y mucho.

Al mismo tiempo creo que tenemos leyes que benefician mucho a los creadores e industrias de intermediación pero lamentablemente no siempre se hace uso de ellas cuándo y como se debe. En este contexto, da la sensación de que debiéramos esta hablando realmente más que de infracciones de derechos de autor, de competencia desleal y posiblemente sería más eficaz enmarcar las nuevas legislaciones por esa vía. Tal y como están diseñadas es muy difícil que estas nuevas leyes vayan a ser realmente eficientes para solucionar los problemas de los autores, por lo que nuevamente será la tecnología la que defina cómo serán las soluciones a estas cuestiones en el futuro.

Inteldig.-  ¿Crees que todas estas leyes son necesarias o por el contrario deberían haber unas leyes, digamos, intermedias que sí que protejan estos derechos de creación y autoría pero por otro lado que no limiten tanto la libertad del internauta?

Mario Pena.- Creo que es importante comprender dos cuestiones básicas: Una que la digitalización de las obras, y las obras que ya nacen digitales y precisan presencia analógica como valor añadido, abren toda una nueva forma de entender el hecho, no sólo de crear, sino de poner en valor la comunicación pública, distribución o promoción de contenidos. Al mismo tiempo es importante comprender que la tecnología es una herramienta que precisa de algo con lo que trabajar.

Con la complejidad actual existente, la burocracia extrema y la enorme incertidumbre sobre los derechos existente es realmente complicado poner en valor esas ideas de modelos de negocio que sí podrían ayudar a remunerar a los autores correctamente. En pocas palabras, estamos todos condenados a entendernos y cuanto antes lo hagamos mejor, y para entenderse hay que ponerse en los zapatos de unos y otros, y eso no siempre es fácil.

Pero insisto, no podemos legislar sin comprender la realidad digital, ni se puede emprender sin contar con los creadores de contenidos y sus representantes. En pleno siglo XXI deberíamos aprovechar la tecnología para dar respuesta a estos desafíos y eso implica simplificar procesos y usar un lenguaje que todos podamos comprender. Las leyes ya se unirán después a esta conversación.

 

“Empresas como Facebook o Amazon buscan que el ecosistema en el que compiten no sea más incierto de lo que ya realmente es”

 

Inteldig.- América Latina está en una situación de limbo jurisdiccional respecto al tema, ¿cuáles cree que serían los efectos de la SOPA?

Mario Pena.- Existen, a nivel global, muchos proyectos similares. Lo cierto es que independientemente de que se aprueben o no, la pregunta sigue siendo la misma ¿cómo van a plantearse ganar dinero los creadores hoy en día? ¿Y mañana? Me temo que esas leyes están lejos de cambiar la realidad de lo que supone Internet y si algo hemos visto una y otra vez es que la web busca siempre alternativas y va varios pasos adelante.

Una confrontación así entre creadores y usuarios que admiran a esos creadores me parece muy triste y nada beneficiosa para los unos y los otros. Creo que el efecto en cualquier  país será mínimo en lo que a la copia de ficheros, pero aunque sea grande dudo que las ventas vuelvan a ser como eran antes de Internet. Hay que ver la situación como un desafío, no como un problema.

Inteldig.- Google, Amazon, PayPal, Twitter o Facebook ven más la Ley SOPA como una ley inquisitorial que otra cosa, ¿hasta qué puntos es entendible sus posturas y qué efectos negativos podrían tener éstas?

Mario Pena.- Las principales cuestiones planteadas por esas empresas eran de índole técnico y jurídico; lo propuesto implicaba posibles fallos de seguridad por un lado y estaba muy abierto al abuso sin existir penas por dicho abuso por otro. Afirmaban además que no iban a solucionar el problema de fondo y se creaba un sistema poco garantista a nivel jurídico y de gran incertidumbre para cualquier nuevo proyecto. Como es lógico esas empresas buscan que el ecosistema en el que compiten no sea más incierto de lo que ya realmente es.

Cuando hablamos pues de presunciones, es lógico que haya miedo y cuando, según señalaban, los que legislan se enorgullecen de no entender Internet, cualquier legislación propuesta debe muy analizada por los riesgos que supone para el avance de la sociedad en su totalidad.


Acerca del autor

Sergio Delgado

Sergio Delgado (España) Periodista y documentalista. Amplia experiencia en diferentes medios de TV, radio, internet y prensa escrita & digital. Redactor especialista en asuntos europeos de cualquier índole.